Cognición y representación en los programas no simbólicos en ciencia cognitiva. Aproximaciones dinámicas a la percepción y el movimiento en el espacio, al concepto de información y a la inducción de estructuras gramaticales (CREASEC 2)
INVESTIGADOR PRINCIPAL: Antoni Gomila Benejam.



movementRESUMEN:

Desde dentro de la propia Ciencia Cognitiva simbólica se ha sido consciente de las limitaciones de tal enfoque, y de los fracasos cosechados frente a las expectativas generadas. Igualmente, los avances en Psicología y Neurociencia Cognitivas sugieren diferentes procesos –explícitos vs. implícitos, por ejemplo- que demandan diferentes tipos de representaciones, o ponen en cuestión la idea simbólica de representación. En este contexto, el avance en este campo puede provenir del desarrollo de un nuevo enfoque, el dinámico, con unas nuevas herramientas formales. Debe tenerse en cuenta, además, que este enfoque recibe su inspiración filosófica en la fenomenología existencialista de la mente (Merlaeu-Ponty, por ejemplo), con su énfasis en la interacción entre cuerpo, mundo y mente. Resulta también importante evitar repetir ingenuamente esas ideas, sino examinarlas críticamente a la luz de los nuevos desarrollos.

Así, pues, nuestra hipótesis de partida es que los modelos dinámicos tienen un gran potencial explicativo en Ciencia Cognitiva, tanto a nivel científico en la caracterización de la actividad cerebral que media las complejas interacciones mencionadas, como a nivel filosófico, en la delimitación de un marco conceptual en el que la mente deje de plantearse como una anomalía. Ahora bien, por sí mismos los modelos dinámicos no constituyen una teoría de la cognición y nuestro objetivo central es elaborar los medios para que lo sea: definiendo los criterios de satisfacción, delimitando su alcance explicativo satisfactorio, clarificando sus supuestos de base y sus conceptos teóricos. La cuestión de fondo es si estamos asistiendo a un nuevo anti-representacionalismo, y más precisamente, si un enfoque anti-representacional puede resultar satisfactorio para dar cuenta de la cognición humana.